La nueva ley hipoticaria exigirá mejorar la transperencia de los contratos